Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos constituyen las grasas necesarias para el buen desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano. Debido a que existen ácidos grasos que aportan beneficios y acidos grasos que resultan perjudiciales; es muy importante que aprendas a diferenciarlos y sobre todo que entiendas cuales son los que debes consumir con regularidad.

Ácidos grasos esenciales

De acuerdo a su estructura química, los ácidos grasos se pueden clasificar en saturados, monoinsaturados y poliinsaturados.  Los ácidos grasos saturados conocidos comúnmente como grasas saturadas, se encuentran en alimentos de origen animal, tales como: la carne grasas, la manteca, los embutidos, la mantequilla y el queso. Y también en  alimentos de origen vegetal como el aceite de palma y coco.

Generalmente los ácidos grasos insaturados o grasas insaturadas, tienen origen vegetal y pescados grasos. Se encuentran presentes en el aguacate, frutos secos, los aceites vegetales (de maíz y soya), el salmón y el arenque.

Las carnes contienen ambos tipos de grasas (saturadas e insaturadas), por lo que debes considerar con qué frecuencia puedes consumirlas.

Dentro de los insaturados, los ácidos grasos poliinsaturados resultan muy importantes. Puesto que, varios de ellos intervienen en procesos importantes en el desarrollo de la vida humana.

Existen ácidos grasos que el organismo no puede sintetizar, y por ello reciben el nombre de ácidos grasos esenciales. Estos ácidos son los ácidos grasos omega-3 y los ácidos grasos omega-6 y deben ser aportados exclusivamente por la dieta.

El ácido alfa-linolénico (ALA) ocupa el papel principal dentro de la familia de los ácidos grasos omega-3, ya que se encarga de sintetizar el ácido eicosapentanoico (EPA) y el ácido docosahexanoico (DHA), los cuales se producen en tejidos animales; como por ejemplo en las grasas de los peces.

Por otra parte el ácido linoleico (LA) es el más importante dentro de la familia de los ácidos grasos omega-6, puesto que, se encarga de sintetizar el ácido araquidónico (AA); ácido graso de cadena larga de la serie omega-6.

Los omega-6 representan gran importancia en el organismo porque participan directamente en la función normal de las células epiteliales; que son aquellas que se encuentran en las superficies del cuerpo (en los vasos sanguíneos, en la piel, el tracto urinario y los órganos).

Funciones de los ácidos grasos esenciales

Como ya te mencionamos anteriormente los ácidos grasos esenciales, intervienen en diferentes y numerosos procesos fisiológicos, por lo que es indispensable su aporte por medio de la alimentación.

Dentro de las funciones más significativas se encuentran:

Funciones cardiovasculares

  • Mantienen una presión arterial normal.
  • Disminuyen la acumulación de lípidos en las arterias, manteniendo los niveles de colesterol en la sangre normales.
  • Reducen riesgo de hipertensión arterial.
  • Permiten el mantenimiento y realización de la contracción cardíaca, por lo tanto contribuye al funcionamiento normal del corazón.

Funciones hematológicas

  • Previenen la formación de tromboxano y prolongan el tiempo de coagulación sanguínea.
  • Favorecen la síntesis de hemoglobina.
  • Facilitan la reducción de los triglicéridos en la sangre.

Funciones metabólicas

  • Participan en la síntesis de colesterol y permiten reducir el contenido de colesterol malo del organismo.  El colesterol es primordial para que se desarrollen funciones vitales en el organismo, ya que, interviene en la absorción y transporte de los ácidos grasos y en la síntesis de vitamina D.
  • Favorecen el metabolismo de los lípidos.

Funciones estructurales

  • Tienen un efecto reparador en las células y capilares. El consumo de ácidos grasos esenciales, facilita la fluidez de las membranas celulares y previene el deterioro celular.
  • Al participar en la síntesis del colesterol, contribuyen a la formación de la estructura de las hormonas adrenales y reproductivas.

Síntomas de la deficiencia de ácidos grasos esenciales.

Cuando llevamos una dieta baja en omega 3 y omega 6, nuestro cuerpo comienza a indicar que necesita de ellos. Por lo general, muchos de los síntomas se manifiestan desde la temprana edad sin que nos demos cuenta.

Esto se debe a que existe la creencia de que ninguna grasa debe consumirse si queremos ser delgados y esbeltos. Sin embargo, como habrás notado hasta ahora, existen grasas que necesitan ser consumidas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Acá te dejamos algunos síntomas, que te indican si estas consumiendo pocos ácidos grasos esenciales:

Piel seca

Es uno de los síntomas más comunes cuando tenemos deficiencia de omega 3 y 6. Debido a  que, son esenciales para mantener la piel hidratada y una buena cicatrización de las heridas.

Síntomas de la deficiencia de ácidos grasos esenciales.

Cambios de humor y de comportamiento repentinos

Se relacionan con la deficiencia de omega 3, ya que, está relacionado con las conexiones neuronales y el buen funcionamiento del cerebro.

Cansancio extremo

Se relaciona con la deficiencia de omega 3 y 6. Pues estos son los que se encargan de proporcionar la energía necesaria para cumplir con nuestras actividades diarias.

Tendencia a padecer artritis reumatoide

Por lo general, se atribuye este padecimiento a la falta de omega 3. Esto debido a que es un antiinflamatorio natural, que cuando se consume regularmente mantienen a nuestro organismo libre de enfermedades asociadas a inflamaciones.

Abortos o nacimientos prematuros

Varios estudios han relacionado la pérdida de embarazos y nacimientos prematuros, a la deficiencia de omega 3 y 6. Puesto que, intervienen en el desarrollo y función de las células del bebé.

Otros síntomas asociados a la deficiencia de omega 3 y omega 6 son: acné, alteraciones cardiovasculares, inflamación prostática, sudoración excesiva e incremento de la sensación de sed, alteración del crecimiento, alteraciones renales, temblores musculares, alteraciones cutáneas, esterilidad masculina, retraso del aprendizaje, hormigueo en las extremidades, alteraciones de la coordinación motora y alteraciones visuales.

Ácidos grasos en la dieta

Llegados a este punto te estarás preguntando ¿Cómo mejorar la ingesta de ácidos omega 3 y omega 6?

En primer lugar, debes llevar una dieta balanceada, considerando todos los alimentos que contengan ácidos grasos esenciales. En segundo lugar, no consumas siempre los mismos alimentos, ni de la misma manera.

Te dejaremos algunos tips para que disfrutes tus comidas:

  • Adereza las ensaladas con aceite de oliva.
  • Consume varios tipos de pescado azul. Puedes comer varias veces a la semana y prepararlos con aceite de oliva y diferentes condimentos. (En algunos casos puedes comerlos fritos)

Incluye en tus comidas las legumbres (brócoli, espinaca, coliflor, entre otros.) con alto contenido en ácidos grasos omega 3 y 6.

Ácidos grasos esenciales
5 (100%) 1 voto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here